Seleccionar página

Una válvula de control de aire de ralentí (también conocida como válvula IAC) es un dispositivo que se utiliza en vehículos con inyección de combustible para controlar la velocidad de rotación de los motores en ralentí.

La válvula de control de aire de ralentí permite que el motor funcione a ralentí sin problemas en lugar de detenerse cuando el vehículo se detiene.

Este artículo se centrará en la válvula IAC (válvula de control de aire inactivo) en el motor. Después de leer este artículo, podrá comprender los conceptos básicos de la válvula IAC, los síntomas de una válvula IAC defectuosa, el costo promedio de reemplazo y los consejos de limpieza.

¡Empecemos!

¿Qué es una válvula IAC?

Una válvula de control de aire de ralentí (también conocida como válvula IAC) es un dispositivo que se utiliza en vehículos con inyección de combustible para controlar la velocidad de rotación de los motores en ralentí. La válvula de control de aire de ralentí permite que el motor funcione a ralentí de manera más suave que cuando se detiene cuando el vehículo está detenido.

El motor seguirá al ralentí hasta que pise el acelerador. Tan pronto como se presiona el acelerador del automóvil, el vehículo vuelve a ponerse en movimiento.

La velocidad del motor de un motor de gasolina depende de la válvula de control de aire de ralentí (válvula IAC). Cuando presiona el pedal del acelerador, las placas del acelerador se abren y permiten el flujo de aire hacia el colector de admisión. Un acelerador más alto dará como resultado más flujo de aire y un motor más rápido.

Cuando la sección principal del acelerador se cierra y el pedal del acelerador se relaja, el flujo de aire disminuye y la velocidad del motor disminuye.

Si no hay flujo de aire, el motor no funcionará a su velocidad máxima. Esto puede ser peligroso si está esperando que su vehículo se mueva nuevamente cuando está en la carretera. La válvula de control de aire de ralentí (válvula IAC) pasa por alto las placas del acelerador cerradas y ayuda a evitar que el motor se cale.

Según su diseño, la válvula IAC se puede desmontar, conectar o quitar e incluir como parte del cuerpo del acelerador principal.

¿Por qué son importantes las válvulas IAC?

Uno podría preguntarse, ¿Por qué la válvula de control de aire de ralentí es tan complicada? ¿No sería mejor pasar por alto la válvula IAC? ¿No sería mejor mantener las placas del acelerador ligeramente abiertas?

Esto funcionó en los motores con carburador, pero no respondían ni eran particularmente eficientes. Un motor con inyección de combustible puede perder rendimiento y dejar de funcionar si la caja del acelerador está reparada debido a las cargas del aire acondicionado y la dirección asistida. Esta situación requiere un control de ralentí variable.

Los sensores de computadora y la inyección eléctrica de combustible hacen que sea cómodo tener un control de ralentí receptivo de manera eficiente. El bypass suele estar regulado por una válvula IAC automática o electrónica, dependiendo de lo estresado que esté el motor en ese momento. La válvula de control de aire de ralentí puede abrirse delicadamente si el motor no está bajo presión ni estrés.

Las maniobras de estacionamiento pueden hacer que la dirección asistida y las cargas eléctricas reduzcan la velocidad del motor. Sin embargo, la válvula IAC, que utiliza la retroalimentación del sensor de velocidad del motor, se abre un poco más para mantener una velocidad constante del motor y suficiente potencia para evitar que se detenga.

Es importante recordar que en los autos más antiguos, el actuador del acelerador se usa en lugar de la válvula IAC, ya que puede tener el mismo propósito.

Síntomas de la válvula de control de aire de ralentí

¿Alguna vez te has preguntado qué sucede cuando una válvula IAC no funciona correctamente? Si la válvula IAC falla, causa diferentes problemas en el vehículo.

A continuación se muestran algunos síntomas de una válvula IAC defectuosa.

1. Velocidad de ralentí incorrecta

Sentirá que el automóvil se detendrá a medida que disminuyan sus RPM. Una válvula IAC que se deja abierta provocará una velocidad de ralentí excesiva. Aunque el motor no esté funcionando, seguirá funcionando muy rápido.

Las válvulas IAC defectuosas pueden causar condiciones de sobretensión en ralentí. Las RPM aumentarán y luego caerán a la normalidad.

2. Comprobar que la luz del motor está encendida

El sensor automático del coche supervisa la válvula IAC para garantizar su adecuado funcionamiento. El sensor activa la luz de control del motor si detecta una falla.

3. Coche parado

Una válvula IAC defectuosa puede hacer que el motor de un vehículo no reciba suficiente flujo de aire para moverse, lo que hace que se detenga por completo.

4. El coche no arranca

En casos extremos, la válvula IAC puede evitar que entre aire en el motor cuando está funcionando, lo que resulta en un motor que no arranca ni arranca.

Cómo probar la válvula de control de aire inactivo

Puede probar la válvula de control de aire inactivo con un multímetro para ver si está defectuosa. Una válvula IAC en funcionamiento en el multímetro muestra que la válvula está limpia.

Por otro lado, debe reemplazarse si la prueba no muestra una válvula que funcione.

Para realizar la prueba se utilizan herramientas y accesorios como una llave de tubo, un multímetro, un limpiador de piezas electrónicas, un destornillador y un dado de 10 mm.

Aquí está cómo probar su válvula IAC con un multímetro:

  1. Abre el capó. Gire la llave de encendido hacia el lado izquierdo y retire la válvula de control de aire de ralentí.
  2. Tire del tapón de la válvula de control. Tire de la pestaña de liberación desde la parte superior.
  3. Retire la válvula de control de ralentí y gírela. Las aberturas de las válvulas deben ser visibles.
  4. Configura tu multímetro en ohmios.
  5. Un cable del multímetro debe tocar un extremo de la terminal de válvulas y el otro debe hacer lo contrario. Las lecturas normales están entre 0,00 y 0,05. Cualquier lectura por encima de este nivel indica que la válvula de control de aire de ralentí puede estar defectuosa.
  6. Si la lectura de su válvula es normal, verifique las aberturas de la válvula para ver si hay suciedad presente. Si la válvula funciona, debería poder ver suciedad en su sensor.

Cómo reemplazar la válvula de control de aire inactivo

Reemplazar una válvula IAC es una tarea fácil. ¡Siga estos pasos para saber cómo reemplazar una válvula IAC!

1. Desconecte la batería

Una vez que el vehículo se haya enfriado en un lugar seguro, retire el cable de la batería y el cable negativo de la batería y déjelos a un lado.

2. Localice la válvula IAC

La marca y el modelo del automóvil determinarán la ubicación de la válvula de control de ralentí. El lugar exacto se proporcionará en el manual de su vehículo. Casi siempre, la válvula está ubicada en un colector de admisión.

3. Desconecte el arnés de cableado

Ubique el arnés de cableado que está conectado a la válvula IAC y luego desconecte la terminal eléctrica.

Encontrará un clip o una pestaña que debe eliminarse. Podría ser más fácil quitarlo suavemente con un par de alicates.

4. Desconecte la antigua válvula de control de ralentí

Se deben quitar todos los pernos de retención de la válvula IAC. La válvula ahora debería salir de su lugar después de que se hayan quitado los cables y los pernos.

5. Limpie el asiento de la válvula IAC

El asiento de la válvula debe estar expuesto. Use el limpiador del cuerpo del acelerador para limpiar el área donde se colocará la nueva válvula. Esto asegurará un sello hermético entre el asiento y la válvula.

6. Instale la nueva válvula

Compare la válvula vieja con la nueva. Verifique que todas las conexiones de cableado, el patrón de pernos de retención y la ubicación del asiento sean iguales.

Instale la válvula y los pernos de retención. Puede apretarlos uno a la vez usando su enchufe y trinquete.

Nota: No apriete demasiado los pernos, ya que podría causar fugas u otros problemas con el sistema.

7. Vuelva a instalar el arnés de cableado

Conecte el arnés de cableado a su válvula. Para garantizar una conexión segura, asegúrese de que el terminal haga una buena conexión.

8. Vuelva a conectar la batería

Conecte el cable negativo de la batería a él. Para evitar que las vibraciones del motor roben el perno, apriételo. Esto traerá de vuelta la potencia de los motores.

9. Pruebe la velocidad de ralentí del vehículo

Arranque el motor y observe la velocidad de ralentí. Las características específicas de su vehículo y la temperatura ambiente determinarán la velocidad de ralentí.

Debe estar entre 550 RPM cuando la temperatura exterior es alta y 1000 RPM a temperaturas más bajas.

Una válvula de control de ralentí que funcione correctamente puede marcar una gran diferencia en la capacidad de conducción de su vehículo. Esta válvula puede ser reemplazada por cualquier persona, incluso por principiantes.

Costo de la válvula de control de aire de ralentí

El costo de reemplazo de una válvula de control de ralentí puede oscilar entre $ 120 y $ 500. Según la marca y el modelo de su vehículo, los costos de la válvula IAC oscilarán entre $ 70 y $ 400. Debido a que no es difícil reemplazar y quitar la válvula de control de aire de ralentí vieja, los costos de mano de obra deberían oscilar entre $50 y $100.

Podría economizar y ahorrar hasta $100 si hace la instalación de la válvula usted mismo.

Solo necesita un poco de confianza y una guía para realizar el trabajo, o puede pagar a un profesional para que arregle la válvula.

Los gastos realizados para reemplazar la válvula IAC suelen ser bajos. La falta de mantenimiento y reemplazo de la válvula de control podría dañar el motor, lo que resultaría en un costo de reparación muy alto.

Preguntas frecuentes

¿Qué es una válvula de control de aire de ralentí?

Una válvula de control de aire de ralentí (también conocida como válvula IAC) es un dispositivo que se utiliza en vehículos con inyección de combustible para controlar la velocidad de rotación de los motores en ralentí. La válvula de control de aire de ralentí permite que el motor funcione a ralentí de manera más suave que cuando se detiene cuando el vehículo está detenido.

¿Cómo sé si mi válvula de ralentí está averiada?

Notará fluctuaciones en las RPM e incluso el bloqueo del motor si la válvula de control de aire de ralentí está defectuosa. También verá una capa de acumulación de carbono en la válvula cuando la inspeccione.

¿Cómo reinicio mi válvula de control de aire de ralentí?

Para restablecer ligeramente la válvula de control de aire de ralentí, presione el pedal del acelerador y encienda el motor. Déjelo funcionar durante 5 segundos y luego apáguelo durante 10 segundos. Vuelva a arrancar el motor y luego verifique que el vehículo esté al ralentí correctamente.

¿Qué hace la válvula de control de aire de ralentí?

La válvula de control de aire de ralentí controla la cantidad de aire que puede entrar en el acelerador. Esto le permite ajustar las RPM para satisfacer sus necesidades.

¿Cómo se comprueba una válvula IAC?

Aunque la válvula IAC está debajo del capó de su automóvil, su ubicación exacta dependerá de la marca/modelo de su automóvil. Se sitúa principalmente en el cuerpo del acelerador y se conecta a un sensor a través de varios cables.

¿Cómo se limpia una válvula IAC?

Una vez que haya movido la válvula IAC, retírela del destornillador y desconecte todos los cables. Se puede limpiar colocándolo en gasolina y luego soplando aire comprimido en la válvula. A continuación, fíjelo nuevamente con tornillos y conecte los cables.

¿Puede un IAC defectuoso causar sobrecalentamiento?

En la mayoría de los casos, una válvula IAC ineficiente no causará un calentamiento excesivo. Muchos autos tienen ventiladores de enfriamiento eléctricos, que se pueden encender cada vez que se enciende la ignición.

Conclusión

Una válvula de control de aire de ralentí (también conocida como válvula IAC) es un dispositivo que se utiliza en vehículos con inyección de combustible para controlar la velocidad de rotación de los motores en ralentí.

La válvula de control de aire de ralentí permite que el motor funcione a ralentí de manera más suave que cuando se detiene cuando el vehículo está detenido.

Un automóvil puede estar funcionando y no pararse, pero la válvula aún necesita limpieza.

Si el pedal del automóvil no se atasca o el vehículo no reduce la velocidad, la válvula y el cuerpo deben limpiarse y posiblemente reemplazarse.

El mantenimiento del sistema del acelerador debe ser un hábito regular limpiando, reemplazando o reparando las piezas según sea necesario. Asegúrese de reemplazar y reparar las piezas dañadas lo antes posible.

La falta de mantenimiento puede ocasionar que otras partes se dañen o que las válvulas funcionen mal, lo que provocaría un bloqueo, lo cual es inseguro y estresante.