Seleccionar página

Usted no es el único desconcertado por el depósito de refrigerante de su automóvil. Puede encontrar muchas partes familiares en el capó de su automóvil o un laberinto de cables y tuberías que no sabe lo que está mirando. No estás solo si te sientes así.

Incluso los mecánicos más experimentados pueden especializarse en un tipo de vehículo o incluso en un rango de año específico. Si se les presenta un automóvil del que no saben mucho, pueden estar igualmente confundidos.

Aquí encontrará todo lo que necesita saber sobre el depósito de refrigerante de su vehículo.

¿Qué es un depósito de refrigerante?

Un depósito de refrigerante es un recipiente de plástico que almacena refrigerante en el compartimiento del motor de un vehículo. Debido a que los motores están sujetos a ciclos de absorción y expulsión de refrigerante, deben estar disponibles depósitos de refrigerante.

La temperatura del motor afecta los requisitos de refrigerante. Cuando hace frío, la presión del depósito de refrigerante es más baja y requiere más refrigerante.

Sin embargo, cuando la presión del depósito de refrigerante es mayor cuando está caliente, se reduce el consumo de refrigerante.

¿Qué hace un depósito de refrigerante?

Su motor quema combustible mientras funciona. Produce un calor significativo mientras hace esto. La temperatura de los motores puede elevarse por encima de cierto punto y puede causar graves daños a los cilindros. Esto podría provocar que la junta de la cabeza se deforme o se agriete.

El sobrecalentamiento puede causar daños al automóvil que son desordenados y pueden provocar que el automóvil se descomponga. Es posible reparar el daño, pero puede ser costoso reemplazar las piezas.

El sistema de enfriamiento de su automóvil funciona para eliminar el calor del motor y evitar daños. El líquido refrigerante de su motor circula a través del sistema de refrigeración a través de tuberías.

El refrigerante se convierte en gas por el calor latente del motor y, a medida que pasa por el radiador del automóvil, se convierte en líquido y calienta el exterior.

El depósito de refrigerante juega un papel esencial en el sistema de refrigeración. El depósito de refrigerante almacena el exceso de líquido refrigerante hasta que se necesita y se conecta al motor mediante la manguera del radiador.

El depósito de refrigerante generalmente se encuentra en un recipiente de plástico transparente. También puede agregar refrigerante al motor de su automóvil a través del depósito y no directamente al radiador.

La presión dentro del radiador aumenta a medida que su automóvil se calienta y la tapa del radiador deja escapar el refrigerante del depósito para aliviar la presión.

El exceso de refrigerante permanece en el depósito hasta que el sistema se enfría lo suficiente como para causar presión negativa y vuelve a poner en circulación el exceso de refrigerante del depósito.

Su depósito de refrigerante debe estar lleno al menos en un 30 % cuando el motor está apagado.

Una fuga en el depósito de refrigerante, o en cualquiera de sus mangueras conectadas, es la razón más común por la que un vehículo se sobrecalienta. Las fugas significan que el refrigerante se evaporará lentamente y el sistema eventualmente se quedará sin refrigerante.

Verifique el nivel de refrigerante de su automóvil regularmente para evitar que su automóvil se sobrecaliente. Debe detenerse de manera segura y apagar el motor si nota que sale humo del motor; lo mejor que puede hacer en este punto es estacionar de manera segura y apagar el motor.

Un motor sobrecalentado puede causar daños graves si no se controla.

¿Señales de un depósito de refrigerante vacío?

Saber qué es un depósito de refrigerante y cómo mantiene fresco el motor lo ayudará a comprender por qué es esencial mantenerlo en las mejores condiciones.

Un depósito de refrigerante vacío puede causar problemas en el motor que, en la mayoría de los casos, podrían causar problemas significativos en el motor.

Debe tener en cuenta algunas señales que indicarán que su depósito de refrigerante se ha secado. Esté atento a estas señales en todo momento para asegurarse de no caer en la desafortunada situación de no tener refrigerante en su vehículo.

Entonces, ¿cuáles son algunas de las señales que indicarán que su depósito de refrigerante está vacío? aquí hay algunos de ellos:

  1. Cuando abre el capó, no hay refrigerante en el depósito de refrigerante.
  2. Nota que el indicador de temperatura de su automóvil le indica que el refrigerante está demasiado caliente.
  3. Si el refrigerante se escapa del motor de su automóvil, puede ser una señal de que el depósito de refrigerante se está vaciando.

Estos signos de problemas no deben ignorarse. Podría terminar conduciendo con el depósito de refrigerante vacío si los ignora. Esto es lo más peligroso que puede hacerle a su vehículo.

Podría causar problemas en el motor. Es esencial determinar la razón por la que el depósito de refrigerante está vacío antes de continuar.

¿Qué debe hacer si su depósito de refrigerante está vacío?

Si su tanque de refrigerante está vacío y abre el capó de su automóvil, lo primero que se le ocurre es volver a llenarlo con refrigerante. Este no es el mejor camino a seguir en todos los casos.

El nuevo refrigerante puede funcionar temporalmente, pero no resolverá el problema. Solo te dará una falsa sensación de seguridad.

En lugar de llenar el depósito de refrigerante, lleve su vehículo a un mecánico. Pueden determinar por qué está vacío. El mecánico debe identificar la fuga en sus sistemas de enfriamiento que está causando que su depósito de refrigerante se vacíe.

Síntomas de un depósito de refrigerante defectuoso

Un depósito de refrigerante defectuoso o defectuoso puede causar varios síntomas que alertarán al conductor sobre el problema y deben abordarse. Estos son sólo unos pocos.

1. El automóvil tiene constantemente poco refrigerante

La necesidad de agregar refrigerante constantemente es uno de los síntomas más comunes asociados con un depósito de refrigerante defectuoso o defectuoso.

El refrigerante almacenado en el depósito puede filtrarse por grietas o contaminarse por pequeñas fugas.

Aunque las fugas pueden no ser evidentes para el conductor, pueden hacer que el depósito disminuya con el tiempo. Una fuga en otra parte del motor puede provocar una demanda constante de refrigerante.

Es esencial que lo revisen si nota este síntoma.

2. Fugas de refrigerante

Las fugas de refrigerante son otra señal de que hay un problema con el depósito de refrigerante. Las fugas de refrigerante pueden ocurrir si el depósito de refrigerante se agrieta, revienta o se daña por sobrecalentamiento o envejecimiento.

Si bien las fugas pequeñas pueden producir vapor y goteos, las fugas más significativas causarán charcos y charcos y tendrán un olor perceptible a refrigerante.

Lleve su automóvil a un centro de servicio de automóviles si nota este síntoma.

3. Sobrecalentamiento del motor

El sobrecalentamiento del motor es uno de los signos de un depósito de refrigerante defectuoso o defectuoso. El sobrecalentamiento del motor puede ser causado por un depósito de refrigerante que no retiene correctamente el refrigerante o no lo presuriza adecuadamente.

Esto debe solucionarse lo antes posible para evitar daños graves al motor.

Los depósitos de refrigerante son una parte esencial del sistema de refrigeración. Si se obstruyen, pueden causar sobrecalentamiento o incluso daños en el motor.

Si cree que su depósito de refrigerante está fallando, haga que un técnico profesional lo revise. El técnico determinará si su automóvil requiere un nuevo depósito de refrigerante.

Cómo reparar una fuga en el depósito de refrigerante

Reparar una fuga en el depósito de refrigerante no es tan fácil como limpiar el interior de su automóvil. Sin embargo, es algo que definitivamente puede hacer usted mismo con el conocimiento y el procedimiento correctos.

Siga estos pasos para saber cómo reparar una fuga en el depósito de refrigerante.

1. Detectar la fuga

Revisar el tanque del depósito de refrigerante en busca de fugas es el primer paso para repararlas. El uso de mangueras y empaques de cabeza también podría causar fugas de refrigerante.

Coloque un pedazo de cartón grande debajo del motor de su vehículo durante la noche para detectar la fuente de su fuga. En el cartón, encontrará la ubicación de la fuga.

Para determinar la fuente de la fuga, también puede consultar el manual de su vehículo para conocer la ubicación del depósito de refrigerante.

2. Retire el anticongelante del depósito de refrigerante

Una vez que haya encontrado la fuga en el depósito de refrigerante, puede comenzar a drenar el anticongelante del depósito con un sifón.

Es importante recordar que no se debe acceder a los sistemas de refrigeración mientras el motor aún está caliente. Antes de comenzar, asegúrese de que su vehículo esté apagado y se haya enfriado.

Puede eliminar tanto refrigerante como desee del depósito con el sifón. Una vez que se retira el refrigerante del depósito, puede desechar el resto.

Durante este tiempo, también puede inspeccionar visualmente el depósito de refrigerante en busca de aceite.

3. Marque la fuga

Luego, ubique la fuente de la fuga en el tanque de reserva. Puede marcar la ubicación con un marcador en negro para que sea fácil de encontrar más tarde.

Es posible localizar la fuga en el refrigerante mientras lo drena también.

4. Retire la tapa del radiador

Tenga en cuenta que el sistema de refrigeración está presurizado. Es por eso que deberá quitar la tapa del radiador antes de poder realizar esta reparación.

Podría terminar dañando su motor e incluso empeorar el problema si no lo enfría por completo antes de quitar el anticongelante.

Si su motor aún está caliente, el radiador podría explotar bajo la presión del radiador.

5. Desconecte el tubo de rebose y otros accesorios

Ahora, puede quitar el tanque de reserva.

Deberá usar un par de tijeras para mover la abrazadera a lo largo de su tubo de desbordamiento. Luego gire el tubo para liberarlo del tanque de reserva.

Es posible que tenga otros accesorios que mantengan el tanque en su lugar. Para ubicarlos, deberá consultar el manual del propietario.

Después de quitar los accesorios y el tubo que se desbordaba, ahora puede quitar el tanque de reserva.

6. Vacíe el tanque de reserva por completo

El líquido refrigerante sobrante del depósito de reserva se puede vaciar en un recipiente que haya guardado.

A continuación, saque con sifón el resto del refrigerante. Sería útil si usara un recipiente desechable, como una jarra de leche vieja o un balde, que puede tirar una vez que haya terminado.

7. Tanque de depósito de lavado

Antes de que pueda comenzar cualquier reparación, lo último que debe hacer es limpiar a fondo el tanque de reserva, y esto se puede hacer con una manguera de agua. Deja que se seque por completo.

Puede tomar hasta una hora antes de que pueda comenzar la reparación.

8. Aplicar epoxi

Luego puede mezclar epoxi y usar un aplicador para aplicarlo en el sitio de la fuga. Para rellenar la grieta, presione el epoxi. Deje que el epoxi se cure o fragüe según las instrucciones del paquete.

9. Inserte el tanque de reserva

Después de que el epoxi se haya secado, puede volver a colocar el tanque en el compartimiento del motor. Asegúrese de reemplazar todos los accesorios que sacó cuando quitó el depósito de refrigerante.

10. Llene el refrigerante

Para reemplazar el refrigerante en el depósito, use un embudo. Llene el depósito hasta el nivel requerido, agregando suficiente refrigerante.

Una línea debe indicar el punto de llenado en el depósito de refrigerante.

11. Realice una prueba de presión del radiador

Después de reemplazar el tanque de reserva, deberá restablecer el sistema de refrigeración con un probador de presión del radiador.

Por alrededor de $ 50, puede encontrar uno en su tienda local de repuestos para automóviles.

Aquí hay un video que muestra este procedimiento.

Preguntas frecuentes

¿Puedo conducir con un depósito de refrigerante vacío?

Bajo ninguna circunstancia debe continuar conduciendo su automóvil si el depósito de refrigerante está vacío. Es posible que incluso no quiera conducir su vehículo hasta el taller mecánico si no está justo al lado de su casa.

¿Puede simplemente agregar refrigerante a su depósito?

Agregue el refrigerante correcto a su depósito (no al radiador) si el nivel de refrigerante es demasiado bajo. El refrigerante diluido se puede usar solo o en una mezcla 50/50 de refrigerante concentrado con agua destilada. Una vez que el refrigerante llega a la línea de llenado en frío, puede volver a colocar la tapa y apretar el tornillo hasta que haga clic.

¿Debería estar vacío el depósito de refrigerante?

Quizás se pregunte cuánto refrigerante necesita mi automóvil cuando está vacío. Debe haber al menos un 30 % de refrigerante en el depósito de refrigerante. El costado de la mayoría de los tanques de reserva tendrá una marca de mínimo y máximo.

¿Cuánto cuesta reemplazar el depósito de refrigerante?

Los costos de reemplazo del depósito de refrigerante promedian entre $162 y $178. Las piezas tienen un precio de $ 104. Si bien los costos de mano de obra se pueden estimar entre $ 58 y $ 74, estos precios no incluyen impuestos ni cargos y es posible que no reflejen la situación particular de su vehículo. También pueden ser necesarias otras reparaciones.

¿Qué sucede si el refrigerante está vacío?

Su motor podría sobrecalentarse.
El refrigerante extrae el calor del motor. Sin suficiente refrigerante, el motor puede sobrecalentarse y agarrotarse. Un motor demasiado caliente puede causar daños permanentes a los pistones.

¿Por qué mi depósito de refrigerante está vacío, pero mi radiador está lleno?

Si el refrigerante en el depósito no regresa al radiador, podría deberse a una fuga de las mangueras del radiador. Estas mangueras permiten que el fluido fluya desde el depósito hasta el radiador. Una tapa del radiador dañada podría causar esto.

Conclusión

Un depósito de refrigerante es un recipiente de plástico que almacena refrigerante en el compartimiento del motor de un vehículo. Debido a que los motores están sujetos a ciclos de absorción y expulsión de refrigerante, deben estar disponibles depósitos de refrigerante.

La fuga de refrigerante de su sistema de enfriamiento hará que su automóvil se caliente, lo que puede causar daños graves al motor de su vehículo.

Para evitar fugas de refrigerante, asegúrese siempre de que el refrigerante del depósito esté lleno. También puede identificar la fuga y repararla rápidamente para que pueda volver a conducir su vehículo en condiciones seguras.

¿Para qué sirve el depósito de refrigerante?

Depósito de refrigerante

Un tanque de refrigerante actúa como un componente regulador del exceso de refrigerante que se produce a partir del calor en su motor. A medida que aumenta el calor, el refrigerante se expande y se desborda en el depósito de refrigerante y luego es absorbido nuevamente por el radiador a medida que su automóvil se enfría después de apagarlo.

¿Se supone que el depósito de refrigerante está vacío?

Su depósito de refrigerante debe estar lleno al menos en un 30 %. La mayoría de los tanques de reserva tienen una marca mínima y máxima dibujada en el costado del contenedor. ¿Qué es esto? La causa más común de una fuga de refrigerante es una tapa del radiador en mal estado, ventiladores del radiador en mal estado y abrazaderas de manguera del radiador sueltas.

el deposito de liquido refrigerante es el mismo que el del radiador?

El depósito también es el lugar donde agrega refrigerante nuevo al sistema, y ​​no como algunas personas piensan, directamente en el radiador. A medida que el motor de su automóvil se calienta, la presión dentro del radiador aumenta. Para liberar la presión, la tapa del radiador permite que escape algo de refrigerante, almacenado en el depósito.

¿Cómo es el depósito de refrigerante?