Seleccionar página

¿Tiene una fuga en el tapón de congelación y quiere saber por qué y cómo solucionarlo? No busque más porque lo tenemos cubierto.

Este artículo le brinda las razones comunes por las que su automóvil experimenta una fuga en el tapón de congelación, cómo repararlo, cuánto costará reparar una fuga en el tapón de congelación y cómo ahorrar en el reemplazo de un tapón de congelación.

¡Entremos en ello!

¿Por qué tengo una fuga en el tapón de congelación?

Hay varias razones por las que puede estar experimentando una fuga en el tapón de congelación, como una protección contra la congelación inadecuada. En su mayoría, puede solucionar algunos de estos problemas simplemente agregando más anticongelante al agua para reducir la temperatura a la que se congelan, y su automóvil estará bien.

Cuando se instalan tapones de congelación en el bloque del motor de su automóvil, su objetivo es reducir la velocidad del agua congelada que pueda mezclarse accidentalmente con el aceite lubricante del motor.

El agua en la camisa de enfriamiento puede ejercer aproximadamente 100 000 PSI en los bloques del motor sin la protección anticongelante adecuada. Esta presión puede romper fácilmente el aluminio y el hierro fundido utilizados para fabricar el motor. Un bloque de motor que está agrietado no solo inutiliza el motor de su automóvil, sino que también es muy difícil de reparar.

Si experimenta una fuga en el tapón de congelación de su vehículo, podría significar que el sistema de enfriamiento de su vehículo se congeló o corrió peligrosamente cerca de su punto de congelación.

Si esto sucede, revise el motor de su automóvil en busca de daños y verifique el anticongelante para asegurarse de que la mezcla esté bajo control y que su punto de congelación esté por debajo de los 0 grados Fahrenheit.

¡Un tapón de congelación también puede aflojarse con el tiempo, y usted tiene una fuga en el tapón de congelación debido a los ciclos de calefacción y refrigeración que ocurren mientras conduce su vehículo!

Un motor enfriado por agua dentro de su automóvil puede presentar problemas si su vehículo se opera en climas helados. Cuando el agua se congela, se expande a medida que cambia de forma líquida a sólida.

Hay muchos problemas hoy en día causados ​​por la expansión del agua a medida que cambia de forma, como cosas en el camino que se rompen debido a las heladas o tuberías en las casas que revientan debido a la expansión del agua cuando se congela.

Lo mismo sucede en el sistema de enfriamiento de su automóvil, ya que se llena solo con agua pura, por lo que es mejor poner más frenos de congelación en el agua para reducir el punto de congelación del agua.

Síntomas de fuga del tapón de congelación

Si experimenta alguno de estos síntomas a continuación, lo más probable es que su automóvil tenga una fuga en el tapón de congelación.

  1. Su motor tiene una fuga de refrigerante por el costado.
  2. El agua se filtra del motor a la transmisión debido a un agujero en la campana.
  3. Cuando huele a refrigerante caliente y hay una fuga de refrigerante de su motor, esto podría indicar que tiene una fuga en el tapón de congelación.
  4. Un motor que se sobrecalienta constantemente puede indicar que casi todo el refrigerante del motor del vehículo probablemente se haya filtrado. Esto también podría indicar una fuga en el tapón de congelación.

¿Puedo conducir con una fuga en el tapón de congelación?

Es posible conducir con una fuga en el tapón de congelación, pero no es aconsejable. Si debe conducir con la fuga del tapón de congelación en su vehículo, asegúrese de mantener una temperatura relativamente baja en el motor y asegúrese de que no se caliente demasiado. Sin embargo, debe tener cuidado porque una fuga en el tapón de congelación puede complicarse y hacer que su motor se sobrecaliente en cualquier momento.

Cómo arreglar una fuga de tapón de congelación

Una fuga del tapón de congelación es un tipo de fuga que puede repararse o detenerse mediante el uso de un tapón de fuga. Debido a la ubicación del tapón de congelación y la molestia, es necesario instalarlo. Reemplazarlo con un nuevo tapón de congelación de metal no es una opción.

Los tapones de congelación expandibles de goma están disponibles de algunos fabricantes, pero no debe usarlos porque generalmente terminan sobresaliendo en la camisa de enfriamiento del motor y podrían crear un punto de acceso. Además, los tapones de congelación de goma generalmente no se sostienen por mucho tiempo, lo que hace que tenga que lidiar con otra fuga del tapón de congelación.

Puede reparar una fuga en el tapón de congelación siguiendo los pasos a continuación.

  1. Para comenzar, cubra todo el tapón de congelación con un sellador. El sellador solo evita las fugas mientras espera las piezas de repuesto porque no está destinado a ser una solución permanente.
  2. Después de obtener las piezas de repuesto, golpee el tapón de congelación continuamente hasta que salga por completo, luego sáquelo con unos alicates.
  3. Use papel de lija para eliminar los selladores viejos y el óxido del interior del orificio. Además, es posible que vea algunos signos de corrosión, así que asegúrese de limpiarlos. Si no lo hace, es casi seguro que experimentará otra fuga en el tapón de congelación en el futuro.
  4. Instale el nuevo tapón de congelación. Una vez que el tapón esté en su lugar, use un destornillador o alicates para introducirlo. Use un sellador para rodear el tapón una vez hecho esto para asegurarlo aún más en su posición.

Mire este video para obtener consejos sobre cómo reemplazar un tapón de congelación con fugas.

Costo de reparación de fugas en el tapón de congelación

En promedio, el reemplazo de un tapón de congelación cuesta entre $200 y $400. Sin embargo, quitar un tapón de congelación que requiere que el mecánico levante el motor o la transmisión puede costar entre $900 y $1,800. Estos precios pueden variar dependiendo de varios factores, como la marca y el modelo del vehículo, la ubicación, el taller de reparación específico y otros.

Preguntas frecuentes sobre la fuga del tapón de congelación

¿Los tapones de congelación pierden aceite?

No, los tapones de congelación no pierden aceite. Los tapones de congelación se utilizan para mantener el refrigerante y no el aceite. que eres

¿Cómo evita que un tapón de congelación tenga fugas?

Se puede usar un sellador temporalmente para detener un tapón de congelación o sellar sus grietas. Sin embargo, es necesario un reemplazo completo si el tapón de congelación está dañado. El sellador solo proporciona una solución temporal hasta que obtenga las piezas de repuesto necesarias.

¿Se puede conducir con un tapón de congelación con fugas?

Podría conducir con una fuga en el tapón de congelación si no le queda otra opción. En teoría, si puede mantener el nivel de refrigerante del motor de su automóvil y asegurarse de que el motor del automóvil no se caliente demasiado, es posible que pueda conducir con una fuga en el tapón de congelación, aunque no debería hacerlo. Se ensucia y la fuga del tapón de congelación podría aumentar la posibilidad de que el motor de su automóvil se sobrecaliente.

¿Puede un tapón de congelación defectuoso causar sobrecalentamiento?

Sí, un tapón de congelación en mal estado puede causar sobrecalentamiento. Un tapón de congelación que funciona mal en el bloque del motor podría causar una fuga en el sistema de enfriamiento de su automóvil. Las fugas de refrigerante también pueden desarrollarse debido a un mal funcionamiento o una junta del motor suelta, lo que provoca que el motor se sobrecaliente.

¿Cuánto tiempo se tarda en cambiar un tapón de congelación?

Se requiere un total de aproximadamente 6 horas de tiempo de mano de obra para cambiar los tapones de congelación en un vehículo, incluidas otras piezas o fluidos necesarios. Se necesitan 4,5 horas para quitar y reemplazar la transmisión en el automóvil. Luego, se requiere una hora de trabajo para instalar los tapones de congelación en la parte trasera del automóvil y otra 1/2 hora para instalar cada uno adicional.

Conclusión

Un tapón de congelación es un componente vital en el motor de su automóvil porque ayuda a evitar que el refrigerante de su automóvil se escape. Si los ignora, con el tiempo, pueden hacer que el nivel de refrigerante en su motor baje tanto que no pueda enfriar el motor de su automóvil de manera efectiva. Esto puede provocar el sobrecalentamiento del motor y, si no se soluciona rápidamente, podría causar daños importantes. En el momento en que sospeche que su automóvil podría estar experimentando una fuga en el tapón de congelación, haga que un especialista certificado en reparación de automóviles lo inspeccione de inmediato.

¿Se puede conducir con un tapón de congelación con fugas?

Conducir con una fuga en el tapón de congelación es posible, pero no es recomendable. Si debe conducir con la fuga del tapón de congelación en su vehículo, asegúrese de mantener una temperatura relativamente baja en el motor y asegúrese de que no se caliente demasiado.

¿Cómo sabe si sus tapones de congelación tienen fugas?

Incluso si no ve un charco de refrigerante debajo de su vehículo, es posible que pueda olerlo. Las fugas de refrigerante causadas por tapones de congelación defectuosos crearán un olor característico. El refrigerante tiene un olor dulce. Si nota este olor dulce al inspeccionar el compartimiento del motor, podría tener una fuga de refrigerante.

¿Blue Devil arreglará un tapón de congelación con fugas?

El sellador de juntas de culata BlueDevil es su solución de reparación de juntas de culata, ya que reparará y sellará fugas en juntas de culata rotas, cabezas deformadas o agrietadas, núcleos de calentador y tapones de congelación. BlueDevil no contiene partículas sólidas ni partículas y no obstruirá ni dañará su motor.