Seleccionar página

Los tapones anticongelantes son componentes vitales en un vehículo que protegen un motor automotriz de daños relacionados con el frío.

Los tapones de congelación son esenciales y debe revisarlos regularmente. Pero, desafortunadamente, la mayoría de los conductores nunca lo hacen.

Los tapones de congelación deberían durar más de 100,000 millas antes de estropearse, pero eventualmente se desgastan.

Los tapones de congelación del motor defectuosos pueden provocar daños graves y extremos en el motor del vehículo y su sistema de refrigeración, que son muy difíciles y costosos de reparar.

En este artículo, aprenderá todo lo que necesita saber sobre el enchufe de congelación de su vehículo, cómo funciona, qué hace que funcione mal, cómo puede solucionarlo y más.

¿Qué es un enchufe de congelación?

Un tapón de congelación es un pequeño dispositivo cilíndrico que se usa para llenar los conductos de los núcleos de arena en los motores. Estos pasajes estaban destinados a eliminar la arena de fundición del motor después de haber sido producido. Por lo tanto, los tapones de congelación llenan estos pasajes para proteger el motor del vehículo de fugas de refrigerante.

Hasta ahora, el agua común se usaba como refrigerante para los motores de combustión. El agua es eficaz para enfriar los motores de combustión.

Sin embargo, el agua se congela a muy baja temperatura, se solidifica y se expande. Esta expansión sustancial puede conducir a la destrucción del bloque del motor y de las tuberías de enfriamiento del radiador, lo que hace que los tapones de los motores se congelen.

Actualmente, los automóviles ya no usan agua como refrigerante sino una combinación de agua y anticongelante.

Sin embargo, ayudaría si aún hiciera esfuerzos para proteger las bujías de congelación de sus motores para que no fallen porque, a pesar del anticongelante, la congelación es inevitable.

¿Qué hace un enchufe de congelación?

En el pasado, los tapones de congelación solo se usaban para proteger el motor de daños relacionados con la congelación a baja temperatura.

Cada vez que el refrigerante dentro de un motor se congela, eventualmente romperá el bloque del motor.

La expansión del agua durante la congelación crea mucha presión, por lo que el bloque del motor se agrieta cuando se congela. Los tapones de congelación evitan este daño.

El método de fundición en arena se utiliza para la durabilidad y la resistencia durante la producción de bloques de motor. Aquí se crea un montículo de motor y se presiona contra la arena.

En este proceso, el bloque del motor se imprime en la arena y luego se usa hierro fundido para darle la forma final.

Notará algunos cilindros en el bloque del motor. Los tapones de congelación se utilizan para cerrar estos orificios.

Una de las principales razones por las que fallan los tapones de congelación es que en su mayoría están hechos de tiras delgadas de metal, en la mayoría de los casos de acero galvanizado que se corroe y oxida con el tiempo.

Las soluciones anticongelantes han reducido en gran medida los efectos de la congelación en los últimos tiempos, lo que hace que los tapones de congelación se expandan, pero no se sabe mucho sobre el uso de anticongelantes para prevenir la oxidación.

Algunas personas usan tapones de congelación de latón en lugar de tapones de congelación de acero. Los tapones de congelación de latón difícilmente fallarán debido a su resistencia a la oxidación, pero son costosos y no todos pueden pagarlos.

¿Cómo fallan los tapones de congelación?

La congelación es la razón por la que fallan los tapones de congelación. Los tapones de congelación se crearon para proteger el bloque del motor de grietas cuando los refrigerantes se congelan y se expanden.

Sin embargo, los tapones de congelación no permiten que la presión de la expansión del refrigerante afecte el bloque del motor al permitir que el refrigerante congelado se expanda fuera de los conductos de los tapones.

Los tapones de congelación pueden salirse de sus conductos si la presión de expansión es demasiada; cuando esto sucede, se dice que los tapones de congelación han fallado.

Además, los tapones de congelación desenchufados crearán un espacio donde el refrigerante puede escaparse de su sistema de enfriamiento. La fuga constante de refrigerante de este pasaje no sellado en el bloque del motor eventualmente provocará el sobrecalentamiento del motor.

Fuga de tapones de congelación

Las fugas del tapón de congelación son posibles cuando su sistema de enfriamiento se congela o se acerca a congelarse. Cuando se descubre un tapón de congelación con fugas, es aconsejable revisar el motor en busca de daños de inmediato.

Además, verifique la relación de mezcla de su anticongelante y asegúrese de que corresponda al punto de congelación.

Otra razón por la que los tapones de congelación tienen fugas es la tensión térmica de los ciclos de enfriamiento y calentamiento del motor.

Las fugas de los tapones de congelación han sido un caso raro en los últimos tiempos debido al movimiento mínimo o nulo de los tapones de congelación debido al uso de anticongelante.

Hoy en día, los tapones de congelación actúan más como un sello metálico en el motor. Los tapones de congelación se martillan en los pasajes y, a medida que se deslizan, el tapón de congelación de metal se ajusta al desagüe creando un gran sello.

A pesar de que los tapones de congelación son excelentes sellos, las fugas de los tapones de congelación siguen siendo inevitables.

Obtenga más información sobre la fuga del tapón de congelación consultando nuestra guía sobre la fuga del tapón de congelación (causas y solución)

Síntomas de un tapón de congelación defectuoso

Si nota alguno de estos signos, probablemente signifique que su tapón de congelación se ha estropeado.

  1. Notar la formación de burbujas en el sistema de refrigeración es una señal de un problema y debe revisar el depósito de refrigerante.
  2. Un fuerte olor a refrigerante caliente es otro síntoma que podría significar que el tapón de congelación se ha estropeado y que el refrigerante se está escapando de su motor.
  3. El humo de escape blanco también es un síntoma probable de un tapón de congelación quemado.
  4. El sobrecalentamiento constante del motor es otra señal de que la mayor parte del refrigerante se ha filtrado.
  5. Si no ve ninguna fuga visible incluso cuando nota un nivel bajo de refrigerante en el depósito de refrigerante, podría significar que el tapón de congelación se ha estropeado.
  6. La dificultad para acelerar también podría ser otro signo de fuga de refrigerante.
  7. Revise su depósito de refrigerante si nota una decoloración lechosa en la tapa del aceite porque también podría significar un tapón quemado.
  8. El fallo de encendido del motor es otra señal de que su tapón de congelación podría estar dañado.

Cómo reemplazar los tapones de congelación

Paso 1

Drene la mezcla de anticongelante y refrigerante del sistema de enfriamiento de su automóvil antes de quitar el tapón de congelación, para que no se derrame.

Luego, deslice debajo del vehículo y desbloquee la llave de purga para drenar el refrigerante. La llave de purga es una pequeña válvula con una manija ubicada en la parte inferior del radiador del vehículo.

Recuerde colocar un balde debajo de la llave de purga para recoger el refrigerante. Entonces puede perder la llave de purga y permitir que se drene el refrigerante. Podrías usar un alicate si está un poco apretado.

Paso 2

Retire los componentes que restringen el libre acceso a los tapones de congelación. Estas piezas varían en diferentes vehículos, pero algunas de las otras piezas que podría necesitar quitar incluyen; el alternador, colector de admisión, colector de escape, etc.

Paso 3

El tapón de congelación se puede romper golpeándolo con un objeto afilado.

Luego, usa un martillo para golpear ligeramente el punzón. Continúe golpeándolo hasta que se rompa el tapón de congelación.

Es posible que deba repetir esto varias veces para romper el tapón de congelación por completo. Tenga cuidado de no rayar el motor mientras hace esto.

Paso 4

Una vez que haya quitado el tapón de congelación, sujételo suavemente con los alicates para evitar empujarlo contra el bloque del motor.

A continuación, extraiga el tapón de congelación, aunque esto puede ser difícil. Incline el enchufe hacia un lado antes de sacarlo, para que sea más fácil.

Paso 5

Es importante limpiar a fondo el orificio del tapón de congelación. Puedes usar un desengrasante y unos trapos. Si hay restos de grasa, el nuevo tapón no sellará correctamente.

Paso 6

Inserte con cuidado el nuevo tapón de congelación en el orificio. Este procedimiento se realiza colocando una llave de tubo del tamaño correspondiente sobre el tapón de congelación para protegerlo.

A continuación, golpee suavemente la llave de tubo con el martillo hasta que el tapón entre por completo en el orificio y se asiente.

Luego, coloque loc-tite alrededor de todo el borde exterior del tapón para sellarlo en su lugar. Ahora deberá reemplazar las piezas que quitó para llegar a los tapones de congelación.

Después de que todo vuelva a estar junto, apriete la llave de purga. Después de apretar la llave de purga, agregue el anticongelante que drenó previamente.

Mire este video para obtener más consejos sobre cómo reemplazar los tapones de congelación.

Costo de reemplazo del tapón de congelación

Los costos de reemplazar los tapones de congelación varían según el tipo de vehículo que conduzca.

Otro factor que determina el costo de reparar las fugas de los tapones de congelación es el número total de tapones de congelación y sus ubicaciones en el motor. Finalmente, el mecánico/concesionario de automóviles que utiliza para realizar la reparación.

Un tapón de congelación ubicado en un lugar muy accesible del motor podría costar entre $200 y $400.

En comparación, un tapón de congelación que es más difícil de acceder puede costar desde $ 900 hasta más de $ 1,800 porque el mecánico podría necesitar levantar el motor y la transmisión o quitar la mayoría de las piezas del motor para tener acceso.

Preguntas frecuentes sobre el tapón de congelación

¿Qué hace un enchufe de congelación?

Los tapones anticongelantes protegen los motores de los daños relacionados con las heladas. Por ejemplo, un refrigerante congelado se expandirá y provocará una grieta en el bloque del motor. Sin embargo, los tapones Freeze no permiten que se produzcan estas grietas, sino que permiten que el agua congelada se expanda por los conductos de los tapones. Por lo tanto, si falla un tapón de congelación, es necesario reemplazarlo de inmediato.

¿Qué causa que salte un tapón de congelación?

El tapón de congelación salta debido a la presión de expansión del refrigerante congelado. Si este refrigerante se congela dentro del bloque del motor, romperá el bloque y destruirá el motor. Los tapones de congelación se abrirán y evitarán que ocurra esta situación.

¿Se pueden reemplazar los tapones de congelación sin quitar el motor?

¡Sí! Puede reemplazar los tapones de congelación sin quitar el motor. Ya sea que el tapón de congelación esté hecho de metal o de plástico, como se ha hecho en los últimos tiempos, todos se insertan en los orificios del núcleo mediante ajuste por fricción. Con el tiempo, los tapones centrales tendrán fugas debido a la corrosión del sistema de agua de refrigeración. Una vez que los tapones gotean, debe quitarlos con cuidado sin dañar el bloque del motor.

¿Se puede conducir con un tapón de congelación con fugas?

Podría conducir con un tapón de congelación dañado cuando no haya otra opción. Esta acción no es segura, pero si debe hacerlo, debe mantener el nivel de refrigerante del motor siempre lleno y mantener suficiente reserva en el automóvil, lo que protegerá su motor del sobrecalentamiento. Con esto, puede cojear su vehículo junto con un tapón de congelación con fugas, aunque no es muy recomendable.

¿Puede el tapón de congelación con fugas causar sobrecalentamiento?

Cuando permite que su tapón de congelación tenga fugas durante demasiado tiempo sin repararlo, el refrigerante de su motor podría eventualmente reducirse a un nivel en el que ya no puede enfriar su motor de manera efectiva, lo que lleva a un sobrecalentamiento, lo que puede causar un daño extenso.

¿Con qué frecuencia se deben reemplazar los tapones de congelación?

No hay necesidad de esperar hasta que los tapones de congelación se estropeen. Después de cada tres años o 60,000 millas, se recomienda reemplazar los tapones de congelación viejos por otros nuevos. Si usa agua corriente como refrigerante sin buenos inhibidores de óxido, el óxido atacará los tapones de congelación antes, ya que es el eslabón más débil del bloque del motor.

¿Cuánto cuesta un enchufe de congelador?

Un tapón de congelación ubicado en un lugar muy accesible del motor podría costar entre $200 y $400, mientras que un tapón de congelación que es más difícil de acceder puede costar entre $900 y más de $1,800 porque el mecánico podría necesitar levantar el motor y la transmisión.

¿Qué causa los tapones de congelación con fugas?

En la mayoría de los casos, la expansión del agua en el bloque del motor se debe a la congelación. Como resultado, los tapones de congelación saldrán, aliviando la presión del agua congelada y drenando parcialmente su sistema de enfriamiento. Sin embargo, otra razón por la que los tapones de congelación tienen fugas es la tensión térmica de los ciclos de enfriamiento y calentamiento del motor.

¿Cuánto tiempo se tarda en cambiar un tapón de congelación?

El tiempo de trabajo promedio para cambiar un tapón de congelación es de 30 minutos a 1 hora por cada tapón de congelación si lo hace un mecánico profesional.

Conclusión

Los tapones anticongelantes son una parte esencial del bloque del motor. Por lo general, se ven como depresiones poco profundas en el bloque del motor.

Su propósito es proteger el bloque del motor de daños debido a la congelación de la expansión del refrigerante. Los tapones de congelación permiten que el refrigerante congelado se expanda al deslizarse y, en el peor de los casos, saltan.

Los calentadores de bloque de motor o anticongelante están disponibles en diseños modernos, por lo que no tiene que preocuparse por las fugas de los tapones de congelación. Sin embargo, los tapones de congelación pueden oxidarse con el tiempo, lo que aún provoca fugas.

¿Qué sucede si falla el tapón de congelación?

Los tapones anticongelantes son una parte esencial de su motor porque evitan que el refrigerante se escape. Si descuida un tapón de congelación con fugas durante demasiado tiempo, el refrigerante de su motor podría tener una fuga a un nivel en el que ya no pueda enfriar su motor de manera efectiva y provocar que se sobrecaliente, con el riesgo de sufrir daños importantes.

¿Cuánto cuestan los tapones de congelación?

En promedio, el reemplazo de un tapón de congelación cuesta entre $200 y $400. Sin embargo, quitar un tapón de congelación que requiere que el mecánico levante el motor o la transmisión puede costar entre $900 y $1,800.

¿Se siguen utilizando los tapones de congelación?

También conocidos como tapones de núcleo, los tapones de congelación juegan un papel importante en la protección de los motores automotrices contra daños relacionados con el frío. Desafortunadamente, sin embargo, muchos conductores rara vez o nunca revisan los enchufes de congelación de sus vehículos. Si bien los tapones de congelación a menudo duran cientos de miles de millas, no son inmunes a las fallas.

¿Qué causa la fuga de un tapón de congelación?

En la mayoría de los casos, la expansión del agua en el bloque del motor se debe a la congelación. Como resultado, los tapones de congelación saldrán, aliviando la presión del agua congelada y drenando parcialmente su sistema de enfriamiento. Sin embargo, otra razón por la que los tapones de congelación tienen fugas es la tensión térmica de los ciclos de enfriamiento y calentamiento del motor.