Seleccionar página

La caja del termostato es la salida de refrigerante en muchos motores de combustión interna. Por lo general, se encuentra en el bloque del motor o en la culata.

El refrigerante fluye continuamente a través de los puertos en la culata y el bloque del motor. Luego viaja a través de la carcasa del termostato hasta el radiador, donde se enfría.

Este artículo analiza todo lo que necesita saber sobre la carcasa del termostato de su vehículo, como lo que hace una carcasa del termostato, los síntomas de la carcasa del termostato defectuosos, el reemplazo de la carcasa del termostato y más.

¡Vamos a empezar!

¿Qué es la carcasa del termostato?

La caja del termostato contiene el termostato, que controla la entrada de refrigerante en una entrada de motor determinada. El refrigerante transfiere energía térmica del motor a la entrada del radiador, desde donde pasa a la atmósfera.

Una lectura incorrecta del nivel de refrigerante puede provocar un mal funcionamiento total o un sobrecalentamiento del motor.

Tan pronto como note que la carcasa del termostato no funciona correctamente, debe llevar su automóvil a un mecánico para que solucione el problema y lo revise de inmediato.

Antes de seguir adelante, intentemos comprender el termostato adecuadamente antes de comenzar a comprender qué es una carcasa y cómo funciona en nuestros automóviles.

¿Qué es un termostato de coche?

El termostato puede verse como un dispositivo del sistema de enfriamiento que regula la temperatura de su automóvil.

El termostato ayuda a controlar la cantidad de calor en el motor y lo ajusta aún más a la temperatura adecuada para permitir que su vehículo funcione de la mejor manera posible.

El motor de su automóvil funcionará mejor si está a una temperatura precisa.

¿Qué hace un termostato?

Un termostato regula la temperatura de los vehículos encendiendo o apagando los instrumentos de enfriamiento o calefacción de sus autos.

Una de las mejores formas en que el termostato hace esto es controlando la cantidad de flujo de refrigerante en el radiador según sea necesario para mantener la temperatura exacta del motor.

Lo que se usa comúnmente en los automóviles modernos es un termostato que regula el flujo de refrigerante al radiador.

El Coolant es el fluido que transfiere cierta cantidad de calor y entrega precauciones anticongelantes para evitar que las partes del motor se deterioren.

Síntomas de la carcasa del termostato defectuoso

Una carcasa de termostato defectuosa suele ser fácil de detectar. Las señales de advertencia a continuación no son necesariamente las únicas que muestran cuando un termostato está defectuoso, pero son las más importantes y deben tratarse con seriedad.

1. Lectura alta en el indicador de temperatura

La caja del termostato regula el flujo de refrigerante al radiador.

Si la caja del termostato no es apta para inspeccionar la cantidad de temperatura de su motor, es posible que no pueda regular el refrigerante que fluye hacia él.

Escenarios como este pueden causar sobrecalentamiento en el motor ya que el refrigerante no ingresa por completo.

2. Fugas de refrigerante

Debe considerarlo como una señal de un problema si encuentra alguna sustancia goteando en el piso de su automóvil.

Cuando la caja del termostato se niega a abrirse, la coerción puede causar muchas fugas en la manguera de refrigerante.

3. Lecturas de temperatura erráticas

Las lecturas de temperatura anormales que se muestran en su tablero pueden sugerir un problema eléctrico en su automóvil.

Como ya sabemos, el termostato en la carcasa puede especificar la temperatura en cualquier motor.

Sin embargo, es posible que esto no sea posible para los termostatos para determinar cuándo abrir o cerrar si hay una falta de comunicación constante.

El refrigerante puede ser expulsado en una cantidad desigual o retroceder, lo que resulta en lecturas de temperatura erráticas.

4. Sobrecalentamiento del motor

Una caja de termostato defectuosa siempre hará que el motor se sobrecaliente, lo que puede ser dañino.

El sobrecalentamiento provoca fallas en el motor y daños significativos en partes vitales del motor.

Reparar tales daños puede ser más costoso que comprar una nueva caja de termostato.

5. Flujo de refrigerante inadecuado

El flujo inadecuado de refrigerante se considera una señal de que la carcasa del termostato está dañada y cualquier conductor debe examinarlo cuidadosamente.

Cuando note un flujo inadecuado de refrigerante en su vehículo, levante el capó y retire la cubierta de los radiadores.

Siempre asegúrese de mirar de cerca la apertura de la carcasa de su automóvil antes de encender el motor.

6. Manguera de refrigerante frío

Abra el capó después de un período prolongado para verificar si hay cambios. Encienda el motor y pruebe la temperatura de la manguera de refrigerante. Tenga cuidado de no tocar el motor.

Debe sentir la temperatura de la manguera de refrigerante después de 10 minutos.

Normalmente, la manguera se habría calentado más, y si esto no sucediera, el refrigerante sería malo.

¿Puedo conducir con una carcasa de termostato defectuosa?

No, no debe conducir si tiene una caja de termostato defectuosa, ya que esto podría provocar daños graves en el motor de su vehículo.

Debe reparar la carcasa del termostato del refrigerante lo antes posible si se descubren daños o fugas. El tamaño de la fuga y el nivel de refrigerante deben inspeccionarse simultáneamente.

Cuando observe alguna fuga en la carcasa del vehículo, debe llevar el vehículo de inmediato a un centro de reparación de confianza para que lo examinen.

Por lo general, el módulo de control electrónico (ECM), que es responsable de promover que el motor entre en modo de emergencia en algunos casos cruciales, puede hacer que el motor se apague de manera efectiva y evitar que se conduzca demasiado rápido.

Es el ECM el que finalmente apaga el vehículo.

Cuando el nivel de refrigerante es bajo, el tablero debe mostrar un indicador de refrigerante bajo para alertar al conductor antes de que el motor se caliente.

Además, la luz de examen del motor puede sugerir un rendimiento deficiente del termostato o sobrecalentamiento.

¿Con qué frecuencia es necesario reemplazar las carcasas de los termostatos?

La carcasa del termostato de los vehículos dura más que el termostato de los vehículos. La carcasa del termostato está diseñada para durar toda la vida útil del vehículo.

Pero a veces, la caja del termostato se puede agrietar debido al calentamiento y enfriamiento o al movimiento de la manguera de refrigerante de goma que está unida a él.

Los termostatos y la carcasa del termostato de algunos vehículos están integrados. Se vuelve vital reemplazar estos termostatos a intervalos regulares.

La carcasa del termostato debe examinarse con frecuencia para detectar desgaste o daños si el motor se calienta o si se reemplaza el radiador del termostato.

Cómo reemplazar una carcasa de termostato

Es necesario enfriar completamente el motor antes de reemplazar la caja del termostato.

El uso de este procedimiento para reemplazar una carcasa de termostato dañada le permitirá trabajar en la carcasa de su vehículo sin preocuparse de que se caliente.

Siga estos pasos para reemplazar la carcasa de su termostato:

  1. Ubique la carcasa de su termostato. La caja del termostato a menudo se encuentra en el blog del motor o en la culata.
  2. Retire las piezas dañadas y viejas y desatornille los sujetadores que sujetan la carcasa en su lugar.
  3. Limpie la junta o el sellado de las carcasas de los termostatos. Esto asegura que no se acumule suciedad o escombros a lo largo de los años.
  4. instale el nuevo sello en la carcasa e instálelo.
  5. Después de instalar la caja del termostato, arranque el motor. El motor entonces se llevará a las temperaturas normales de funcionamiento.
  6. Drene y reemplace el refrigerante.

Nota: Antes de agregar el refrigerante, se debe eliminar todo el aire atrapado en el sistema de enfriamiento. Puede usar una herramienta de vacío para eliminar el aire atrapado en el sistema de enfriamiento.

Puedes ver el procedimiento en este video

Costo de reemplazo de la carcasa del termostato

En promedio, el reemplazo de la carcasa del termostato cuesta entre $250 y $350 para la mayoría de los vehículos. El costo de mano de obra para reemplazar la carcasa del termostato oscila entre $148 y $187. Las piezas suelen costar entre 101 y 111 dólares.

Preguntas frecuentes

¿Qué hace la carcasa del termostato?

La carcasa del termostato actúa como salida de refrigerante en muchos motores de combustión interna. Se encuentra principalmente en el bloque del motor o en la culata. Este componente del motor alberga el termostato que regula el flujo de refrigerante, tal como sugiere su nombre.

¿Puede una caja de termostato con fugas causar sobrecalentamiento?

Sí, la carcasa del termostato con fugas puede causar sobrecalentamiento. La pérdida sustancial de refrigerante de la caja del termostato podría provocar un sobrecalentamiento del motor.

¿En qué consiste la carcasa del termostato?

La carcasa del termostato de su vehículo generalmente está hecha de metal o plástico. Alberga el termostato y controla el flujo de refrigerante al radiador.

¿Por qué la carcasa de mi termostato tiene fugas?

Cuando el motor alcanza la temperatura de funcionamiento, una caja de termostato dañada puede tener fugas de refrigerante del motor. Podría ser causado por una grieta o una ruptura entre el motor y la carcasa.

¿Cuánto tiempo se tarda en arreglar la carcasa del termostato?

Reemplazar la carcasa del termostato suele tardar entre una y dos horas.

¿Qué causa que se agriete la carcasa del termostato?

Un sello desgastado o defectuoso también podría causar que la carcasa del termostato se agriete o tenga fugas. Puede tener una carcasa de termostato separada o integrada hecha de metal o plástico de alta calidad. Si la carcasa está dañada, agrietada, deformada o dañada de alguna otra forma, el refrigerante puede perderse.

¿Necesito reemplazar la carcasa de mi termostato?

Si la carcasa de su termostato está dañada, debe reemplazarla de inmediato. Tanto la caja del termostato como el termostato son componentes separados que se pueden usar por separado. La carcasa del termostato es una cubierta que cubre el termostato. También contiene una abertura para la manguera del radiador, por donde entra y sale el agua del motor.

¿Cuánto cuesta reemplazar la carcasa del termostato?

En promedio, el reemplazo de la carcasa del termostato cuesta entre $250 y $350 para la mayoría de los vehículos. El costo de mano de obra para reemplazar la carcasa del termostato oscila entre $148 y $187. Las piezas suelen costar entre 101 y 111 dólares.

Conclusión

La caja del termostato regula la entrada de refrigerante en el compartimiento del motor. El refrigerante protege el motor del sobrecalentamiento.

Lo hace mediante la transferencia de calor del motor a la bahía del radiador, que se puede dispersar en el aire.

Debe estar familiarizado con las funciones de la carcasa del termostato y cómo funciona en su vehículo.

Además, sepa qué señales indican que la carcasa no funciona bien porque la carcasa es un componente esencial de su automóvil.

¿Cuál es la diferencia entre un termostato y una carcasa de termostato?

La caja del termostato y el termostato en sí son dos componentes diferentes y no es necesario reemplazarlos juntos o al mismo tiempo. La carcasa es solo una pieza que cubre el termostato que también tiene una abertura para una manguera de radiador que es por donde entra y sale el agua del motor.

¿Cuánto cuesta reemplazar la carcasa del termostato?

¿Cuánto cuesta el reemplazo de una carcasa de termostato? Una carcasa de termostato de reemplazo le costará alrededor de $ 50 a $ 250 solo en piezas. Los costos de mano de obra pueden oscilar entre $ 130 y $ 170.

¿Se puede conducir con la carcasa del termostato rota?

No es 'inseguro' en términos de seguridad vial. El sistema de enfriamiento bien puede usar refrigerante mientras conduce y si se queda sin refrigerante, el motor se sobrecalentará y posiblemente se atasque (entonces necesitará una reconstrucción completa del motor).

¿Cuánto tiempo lleva reemplazar la carcasa de un termostato?

El reemplazo promedio de un termostato toma alrededor de 1 hora, y algunos demoran tan solo 30 minutos. Los reemplazos más problemáticos pueden tomar un poco más de tiempo cuando hay problemas para acceder a una pieza colocada de manera incómoda o si se atasca seriamente en su lugar.